Día Internacional Contra la Violencia de Género


“No vuelvas a tocarme jamás”, “No me aprietes, me haces daño”, “¿Pero por qué no quieres que vaya así?”, “No, en la cara no…”, “¿Puedes hablarme sin gritar?”… Estas palabras nos trasladan siempre a la misma situación: la violencia de género, un hecho horrible que no desaparece a pesar de los controles y el aumento de seguridad que se ha producido en los últimos años para las mujeres afectadas.

El maltratador no tiene solución, no va a cambiar. Una mujer tiene que ser valiente y pensar en si misma, quien te haga sufrir no merece compartir su vida contigo, recuérdalo siempre. Vivimos en el mundo de las prisas, parece que todo pasa tarde o temprano, pero hay cosas que son inadmisibles y una de ellas es la violencia machista.


Son ya 54 las mujeres que han perdido la vida durante este año, ellas murieron con el único delito de amar a sus pies. 54 mujeres que decidieron dar una segunda oportunidad a “el hombre de su vida” y no pudieron evitar su trágico final. Una lista de mujeres de las cuales 14 ya había presentado denuncia, aunque una la retiró. Son más de 130.000 las maltratadas que denuncian cada año pero existen muchas más que no se atreven por miedo a repercusiones o a quedarse solas. Desde aquí les animamos a que luchen por su integridad física y psíquica, quien realmente te merece no te hará mal.

Los medios de comunicación y las redes sociales se están convirtiendo en un gran instrumento de concienciación. Esta mañana la Policía Nacional ha lanzado una campaña a través de sus perfiles de twitter, facebook y su canal de YouTube para pedir a las víctimas que denuncien su situación a través del 091 o del 016. El mensaje que pretenden mostrar es: “Ante la violencia, no lo dudes: denuncia. Nosotros podemos ayudarte”.


Y la realidad es que no solo son las fuerzas oficiales del Estado las que están ahí para ayudarles sino que hay instituciones y asociaciones dispuestas a echar una mano a cualquier mujer afectada. Además sus familiares y amigos también son un gran apoyo y pueden refugiarse en ellos. Lo importante es darse cuenta que en esta sociedad nadie es más que nadie y todos tenemos derecho a ser respetados y vivir en paz. No soportes que nadie te diga lo que tengas que hacer, ante el maltrato: tolerancia cero. 

0 comentarios: