El debate del debate



Debate, debate, debate… mientes si dices que no has dicho esa palabra. Y es que El Debate que mantuvieron  Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy ha estado en boca de todos.
Un escenario propio de los años 80, un presentador resucitado y dos líderes reciclados. Con este panorama, trece millones de personas esperaban expectantes una respuesta convincente para que su conciencia esté tranquila el próximo 20-N cuando depositen su voto en las urnas.
Pese a estar todo guionizado, pactado y premeditado los candidatos tenían dudas. Hasta 583 veces miró Rajoy (@marianorajoy) sus apuntes, aunque eso no impidió que se equivocara al pronunciar el nombre de su contrincante.
Por el contrario el socialista Rubalcaba (@conRubalcaba) sólo 48 veces tuvo que revisar sus anotaciones. Eso sí, había estudiado. Conocía más que el propio Rajoy el programa del Partido Popular. Quizás una buena táctica para no tener que hablar del suyo propio. Si de verdad piensa que puede arreglar la actual situación, ¿por qué no le ha echado una mano a Zapatero? En fin, esto sería otro debate.
Una de las miles de anécdotas que cada medio publica es la de los asesores, que durante la primera parte del debate no pudieron asesorar. Un perro policía cortó la señal de los monitores y Elena Valenciano (Psoe) y Esteban González Pons (PP) no escucharon el primer bloque. Así que sirvieron de poco las pantallas instaladas debajo de la mesa para que cada candidato recibiera consejos por parte de su asesor en tiempo real. En la segunda parte les llegó el sonido pero no la imagen.
La vestimenta de los candidatos fue parte del centro de atención por culpa de Jordi Évole,” El Follonero” de la Sexta (@jordievole) . El descarado reportero retó en su programa “Salvados” a que llevaran durante el famoso debate una corbata de las tres que les ofreció durante la entrevista que se retransmitió en la víspera del esperado encuentro televisivo. Descartando a Rubalcaba, aún no está claro si Rajoy se vistió con ella, por lo que muchos followers del intrépido periodista le preguntaron insisténtemente –y le siguen preguntando- si la elegida por el candidato popular era la que El Follonero le dio. Las demanda de explicaciones a Rajoy sobre el tema, vía twitter, no son menos, ya que la gente, ante la duda generalizada, le reclamaba para que resolviera esta estética duda. Bajo el hanstag #lacorbatadeRajoy sigue este debate, el cual lo fue paralelo, incluso, durante el mismo.

¿Y el resto de partidos? Mónica Oltra de Compromís preguntaba en Twitter “dónde estaba la copa de agua de Rajoy”; Cayo Lara de Izquierda Unida lo comparaba con un concurso de “recortadores”; mientras Josu Erkoreka del PNV recordaba que la fórmula correcta no era el bipartidismo. Pero, qué más da si su voz no pertenece a eso que se le llama “voto útil”. Como conclusión aquí no gana nadie, ni PP, ni PSOE. En todo caso perdemos los ciudadanos por no ver el resto. Maldita ignorancia.





0 comentarios: