24H non stop



Algunos ya habréis caído en la cuenta, es época de exámenes.
Época de sufrimiento, horas de sueño perdidas, cafés interminables y sobre todo, horas en la biblioteca, en muchas bibliotecas.
Apenas hace una semana que los reyes nos trajeron felicidad y ya poco nos queda de ella.
Creo no ser la única que todos los años dice: "El año que viene lo llevaré todo al día". Pero se hace imposible. No hay año que no lo intente, unos con más acierto que otros, pero siempre (las primeras semanas de septiembre), te sientes responsable y haces los trabajos/lecturas cuando toca. Puede que sea cosa del verano, que estás más animado, que volver no se haga una tarea difícil, pero cuando llega noviembre...Ni hay quien se levante de la cama, ni quien lleve las prácticas al día en ninguna asignatura.
A veces pienso que ya no es solo culpa nuestra, que nos gusta salir y tomar una cerveza con los colegas, si no que los profesores no terminan tampoco de cuadrar bien los temarios. Está claro que para gustos los colores, pero si separasen los trabajos por semanas y estableciendo fechas límite, puede que nos centrásemos un poquito más al principio, y nos dedicásemos a preparar mejor los millones de folios que nos enclaustran en esos "mágicos" lugares, las salas de estudio.
Pero volviendo a la realidad, y dejando de tirarle la culpa a los demás, los exámenes no son los únicos que no nos dejan dormir. Si que se hacen interminables los días previos a los finales, pero también están llenos de buenos momentos que luego echamos de menos cuando ha pasado un largo periodo de tiempo. Grandes amistades nacen en los pasillos, estás tan cansado que haces cualquier cosa por no entrar y volver a leer "los canalizadores de las fuentes informativas". Un café, un piti, una vueltecita, un cotilleo... ¿Qué más podríamos hacer? Hasta comentas los modelitos de las que te rodean...(Podríamos tirarnos horas, a veces crees estar en una pasarela de cibeles sin haberte dado cuenta).
Por eso hemos querido ofrecer nuestra visión de "la cuesta de enero".Intentamos mirar el lado positivo de aquello que nos ha atormentado en cinco años de carrera.
Mucha suerte a todos los que estudian estos días, ya no queda nada.

Enlaces de interés:
Biblioteca Universidad Cardenal herrera CEU - 24horas
Biblioteca UV