Nuevo año; Nuevos propósitos


En estas fechas se repite siempre la misma historia. Ya han llegado los típicos propósitos que nos hacemos durante los primeros días del año para convencernos de que este año va a ser diferente al resto.
Todos pensamos que este 2012 vamos a conseguir dejar los vicios que nos han perseguidos durante tanto tiempo y nuestra prioridad será cuidarnos para ser felices controlando nuestra salud al lado de los que más queremos.
En primer lugar, y lo que más suele preocupar después de los excesos navideños, debemos encontrar una buena dieta para bajar esos kilitos de más que nos han dado las alegrías de estos días.
Las gambas, los turrones, el queso y las comilonas que hemos disfrutado han pasado factura con la báscula, así que nos toca volver los alimentos bajos en grasas para recuperarnos. Existen una gran cantidad de dietas, pero en estos casos las depurativas de uno o dos días, a base de frutas, verduras y líquidos son las más acertadas para las personas que simplemente han cogido unos kilos.
Luego entra la cuestión de la salud. "Este año tengo quehacer deporte, dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol". Sobre todo tras el abuso de la noche de fin de año, nos planteamos que nuestros hábitos tienen que cambiar.
"Este año me apunto al gimnasio, además intentaré salir menos" y cómo no el propósito que nunca falla: dejar el tabaco. Lo bueno es que abandonando estos vicios ahora conseguiremos sentirnos mejor con nosotros mismos.
Por último, podemos plantearnos ser mejor personas. Para ello podemos apuntarnos a alguna ONG o colaborar en alguna causa justa, eso conseguirá un sentimiento de servicio social muy gratificante.
Además, otro propósito puede ser pasar más tiempo con nuestros familiares y amigos más cercanos, conocernos mejor y visitar lugares nuevos para no dejar así de abrir fronteras en nuestra vida.
Aún así, existen muchos logros más cómo realizar una lista con todos los libros que debes leerte este año, apuntarte todas las películas pendientes, escribirle a las personas que hace tiempo que no ves, aprender a ser feliz con lo que tienes, no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy... y todas esas cosas que se siempre pensábamos y algunas veces cumplimos.
Pero el objetivo principal es que estas ideas no se esfumen con el avance del 2012 y continuar luchando por lo que quieres y necesitas a lo largo del año para ver si así, en el 2013, no precisas replantearte otra vez lo mismo y eres capaz de brindar por todo lo que has aprendido y dejado atrás.

0 comentarios: