Hoy toca indignarse


El vocablo ‘indignado’ se ha convertido en la palabra de moda. Desde que  se bautizara al movimiento 15-M como movimiento de los indignados, parece que se ha pasado por alto su verdadero significado y se utiliza a gusto de quien la pronuncia sin tener en consideración lo que verdaderamente simboliza.

Y es que resulta que a esta tendencia de la indignación se han sumado personajes tan ilustres como el mismo Iñaki Urdangarín, que a través de su abogado manifestó estar “indignado” por su imputación en el caso Palma Arena. También Alberto Contador está “indignado” por dar positivo en un control de dopaje y ser sancionado por la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Ahora todos están indignados. Políticos, famosos, corruptos, ladrones, ciudadanos de a pie… ¡Indignados! Indignados por los recortes en sanidad y en educación, indignados por la crisis, indignados con los árbitros que pitan un partido de futbol…  En fin, ¿quién no está indignado?

Pero, desde luego quien merece indignarse es la Real Academia de la Lengua, que es clara cuando define indignación: ‘enojo, ira, enfado vehemente contra una persona o contra sus actos’, por el mal uso que se hace de esta palabra.

En fin, si después de esto no estás indignado, empieza a buscar tu indignación y si te apetece la compartes con nosotras en el blog. Hoy toca indignarse. 



0 comentarios: